Google+ Followers

domingo, 9 de octubre de 2016

FOCACCIA DE MOZZARELLA, TOMATE CHERRY Y ALBAHACA

No hay nada más reconfortante (al menos para mí, jajaja) que preparar un pan casero, creo que esto ya os lo he contado en otra ocasión, pero es cierto, es lo que me produce preparar un pan en casa. Su tacto, su olor, el proceso de horneado y lo mejor el sabor y la textura.
Parece que estuviera enamorada, jajaja, pero en verdad un poco sí, enamorada de los sabores auténticos, de la verdadera comida hecha con amor y cariño. No tengáis miedo a preparar pan casero, esta receta es sencilla y muy rica!!!!



INGREDIENTES:

500 gr de harina de fuerza
7 gr de levadura seca de panadería
4 gr de sal
330 ml de agua tibia
6 perlitas o bolitas de mozzarella
3 tomates cherry
1 gr de sal gruesa aproximadamente
Hojas de albahaca fresca
3 ramitas de cebollino fresco
Aceite virgen extra

PREPARACIÓN:

En un bol amplio pondremos la harina, la levadura seca y los 4 gramos de sal fina, revolveremos con los dedos y poco a poco iremos añadiendo el agua. Removeremos con una cuchara de madera y cuando veamos que todo empieza a hacerse una bola la pasaremos a la encimera, espolvoreada de harina. Formaremos una bola y la amasaremos unos 10 minutos. Ahora la dejaremos reposar en el bol de antes, hasta que doble su volumen, taparemos el bol con film transparente. Una vez que haya fermentado la sacaremos del bol y amasaremos muy ligeramente, 1 minuto es suficiente. Seguidamente formaremos un rectángulo con la masa y en un molde rectangular de unos 25x20 cm ajustaremos el pan al molde, presionando con los dedos. Es muy importante que primero rociéis el molde con harina o aceite, o ambas, para que no se pegue después. Volveremos a tapar con film y dejaremos reposar de nuevo, hasta que se hinche un poco, una media hora.




Mientras que sube por segunda vez el pan iremos encendiendo el horno a 200 grados, para que esté bien caliente en el momento de hornearlo.





Una vez que ya veamos la masa inflada pondremos la mozzarella, los tomates y unos trocitos de cebollino. Presionaremos suavemente con el dedo índice para hacer un pequeño agujero donde colocar estos ingredientes.
Hornearemos a 200 grados durante 45 minutos, los últimos 5 minutos sólo lo coceremos con el grill, para que quede tostadito. Otra recomendación que os propongo es que cuando vayáis a hornearlo pongáis unos hielos o un poco de agua en la parte baja del horno, para que el pan quede más esponjoso y tenga una corteza más crujiente.

 
 
Una vez listo le echaremos por encima la sal gruesa y un chorrito de aceite virgen extra. Dejaremos reposar en el molde hasta que se enfríe.


 
Una vez frío o tibio lo decoraremos con la albahaca fresca, cortaremos en porciones generosas y lo disfrutaremos con lo que más nos apetezca.
El tiempo de horneado puede variar porque cada uno tiene un horno diferente, observarlo y guiaros por su vuestra vista y olfato, jejeje!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario