Google+ Followers

domingo, 10 de abril de 2016

GELATINA CASERA DE FRESAS Y VAINILLA

Ahora que estamos en plena época de fresas y ya tienen un buen precio nos podemos permitir transformar esta maravillosa y versátil fruta en una maravillosa gelatina. Además de tomarla en forma de gelatina podréis darle otras muchas utilidades. Podéis tomarla cortada en láminas sobre pan tostado, podéis cortarla en cuadraditos o cualquier forma y decorar vuestros postres, con nata montada..... Dentro de poco os enseñaré una forma muy original de utilizarla, pero me lo reservo...



 
 
INGREDIENTES (para un molde rectangular):
 
700 gr de fresas limpias y sin rabitos
600 gr de azúcar
El zumo de un limón
Las semillas de una vaina de vainilla
12 hojas de gelatina neutra
Fresas y menta fresca para decorar
 
 
PREPARACIÓN:
 
En primer lugar lavaremos y cortaremos las hojitas a las fresas. Después las trocearemos y cubriremos con el azúcar, añadiremos el zumo de limón y las semillas de la vaina de vainilla. Removeremos muy bien y dejaremos reposar 30 minutos, removeremos de vez en cuando. Cuando veamos que las fresas empiezan a soltar sus jugos las pondremos al fuego, a fuego mínimo. Mientras pondremos la gelatina en un recipiente con agua fría, unos 5 minutos hasta que esté blanda. Removemos casi todo el rato las fresas, hasta que vemos que están casi disueltas. Si vemos en la superficie alguna espuma la retiraremos. Entonces las apagaremos y pondremos la gelatina escurrida y la removeremos para que se disuelva totalmente. También trituré todo y pasé por un colador para retirar las pepitas, pero si os gustan las podéis dejar. Por último echaremos la gelatina en el molde y cuando esté tibia la dejaremos en la nevera hasta que cuaje, unas 2-3 horas aproximadamente. Antes de servir pasaremos un cuchillo por los bordes del molde y daremos la vuelta sobre un plato bonito. Decoraremos con fresas y menta frescas.
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario