Google+ Followers

sábado, 27 de febrero de 2016

PATATAS CON MI SALSA BRAVA

Esta semana os traigo algo sencillísimo, todo un clásico, pero delicioso. Últimamente me ha dado por versionar recetas, la verdad, me encanta dar un toque a un clásico o a alguna receta que ves en cualquier sitio. Me parece divertido y algunas veces que estamos un poco "bloqueados" y no sabemos que comer, pues buscamos algo y lo modificamos a nuestro gusto...




INGREDIENTES (para dos personas) :

4 patatas medianas
1 bote de tomate triturado (400 gr)
1 cucharada sopera de concentrado de tomate
1 cebolla
3 ajos
1 cucharada de postre de orégano seco
Media cucharada de pimienta blanca
Unas pizcas de comino molido, tomillo y romero secos
1 cucharilla de postre de pimentón dulce
Una cuantas vueltas de un molinillo de pimientas
1 cucharada sopera de azúcar
1 cucharada sopera de miel de caña
1 cucharada de postre de sal
50 ml de vinagre de manzana o de vino blanco
50 ml de vino blanco
TABASCO ORIGINAL (al gusto)
Aceite y sal para freír las patatas


PREPARACIÓN:

En primer lugar prepararemos la salsa.
En un cazo pequeño pondremos 3-4 cucharadas de aceite virgen extra, rehogaremos la cebolla y los ajos, en trocitos pequeños. Cuando estén blanditos pondremos todas las especias, el pimentón el último, para que no se queme. Después añadiremos el concentrado de tomate y la miel de caña, revolveremos y pondremos el tomate triturado y el azúcar, freiremos a fuego mínimo durante 5 minutos. Ahora pondremos el vinagre, el vino blanco y la sal, coceremos a fuego mínimo durante 15 minutos. Trituraremos y volveremos a poner al fuego, cuando empiece a hervir pondremos el TABASCO, todo el que nos apetezca, eso al gusto, removeremos y lo probaremos, lo ajustaremos de sal, pimienta, o de agua si estuviera muy espeso. Reservaremos tapado.

En este momento lavaremos, pelaremos y cortaremos las patatas en trozos grandes. Calentaremos aceite de oliva abundante, en una sartén y freiremos las patatas hasta que estén doraditas. Las dejaremos sobre papel de cocina para retirar el exceso de aceite y las rociaremos con sal. Ahora las colocaremos en una cazuela de barro y les pondremos por encima la salsa brava, bien caliente. Podemos acompañarlas con unas tiras de pollo empanadas con muchas especias, como a mí me gustan!!! y a disfrutarlas......

No hay comentarios:

Publicar un comentario