Google+ Followers

sábado, 26 de septiembre de 2015

PANECILLOS DE MOSTAZA DIJON Y SEMILLAS DE AMAPOLA

Hoy vuelvo con mi afición panadera y combinándola con mi toque gourmet preferido "MAILLE", conseguiremos una combinación maravillosa. Es un pan jugoso y delicado, con el toque preciso de mostaza y el especial sabor de las semillas de amapola, que le dan un gusto como a frutos secos y que aportan ese punto crujiente. Su preparación es bastante sencilla y podréis hacer panecillos con los niños (los más pequeñitos los hizo mi hija) o directamente podéis hacer un pan grande o una barra de pan, la forma la decidís vosotros, lo importante es el sabor, os encantará.....


 
 

INGREDIENTES:
 
250 gr de harina de fuerza
4 gr de sal
5 gr de levadura seca de panadero
2 cucharadas de postre de mostaza Dijon de MAILLE
170 ml de agua tibia
1 cucharada sopera de aceite de oliva suave
Unos 2 gramos de semillas de amapola
10 ml de leche (para pintar los panes)
 
 
 
PREPARACIÓN:
 
En un bol pondremos la harina y la sal y lo revolveremos con una mano. Seguidamente mezclaremos el agua con la levadura y haremos un agujero en el centro de la harina, volcaremos en el centro y mezclaremos ligeramente con una cuchara de madera.




 
 
Después pondremos la mostaza MAILLE, mezclaremos ligeramente de nuevo.
 
 
Por último añadiremos el aceite y las semillas de sésamo.

 
 
Cuando veamos que todo está unido lo pasaremos a la mesa de trabajo, cubierta de harina y amasaremos unos 15 minutos. Tendremos que conseguir una masa, elástica y suave. Al principio será una masa pegajosa, es normal, tiene una gran cantidad de agua, es para que sea más húmeda, pero así quedará más rico y esponjoso. También podéis hacerlo con máquina, utilizando el gancho, amasando unos 10 minutos. 
 
 
 
Una vez amasado, formaremos una bola y la dejaremos reposar en un bol, cubierto con film, en un lugar cálido, hasta que triplique su volumen.
 

 
Seguidamente volveremos a amasar ligeramente la masa y formaremos los panecillos, al gusto, bolitas, trenzas o simplemente un único pan.... Los taparemos con papel film engrasado con aceite para que no se peguen.
 
 
 
Los colocaremos en una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Los pintaremos con una pizca de leche y espolvorearemos con un poquito más de semillas de amapola. Los dejaremos reposar hasta que crezcan un poco, junto al horno, que ya tendremos caliente a 200 grados.
 
 
Por último los hornearemos unos 20 minutos, a 200 grados, hasta que se doren suavemente. Para ayudar a que la corteza sea crujiente y la miga esponjosa pondremos medio vaso de agua en un recipiente dentro del horno, o unos cubitos de hielo, para crear vapor. Los mas pequeños estarán listos en unos 10-12 minutos. Dejaremos reposar en una rejilla hasta que se enfríen.
 
 
 
Los rellenaremos de nuestros ingredientes favoritos, por ejemplo de salmón y rúcula , untándolo con un extra de mostaza Dijon MAILLE y una pizca de miel.....las combinaciones son infinitas!!!! O simplemente es perfecto para acompañarnos en nuestras comidas. Espero que os gusten, un besito.
 

 




No hay comentarios:

Publicar un comentario