Google+ Followers

sábado, 9 de mayo de 2015

TARTA DE MANZANA II (versión de la abuela)

En febrero os propuse mi versión rápida de la tarta de manzana y como os dije que también os ofrecería mi versión lenta, pues aquí está, me gusta cumplir las cosas que digo. La anterior receta llevaba una base de hojaldre, una cremita muy sencilla y las manzanas. En esta no tendremos una base crujiente y finita, sino una tarta densa, cremosa, gordita y con una pinta de esas que te recuerdan a las abuelitas de pelo blanco, horneando en su cocina y deseando que lleguen sus nietitos para ofrecerles un buen pedazo de esta delicia, para demostrarles todo su amor!!!!! La verdad que yo no he vivido esta historia pero si que me siento así, me encanta hacer comida y en especial dulces para mi familia, me llena de felicidad ver a las personas que quiero disfrutando de mis elaboraciones, es mi mejor motivación para seguir inventando. Algún día si que me gustaría convertirme en una dulce y cantarina abuelita que se pase todo el día haciendo pastelitos en un bonito pueblo de algún lugar de España y que la gente hiciera grandes viajes para venir a comer mis pastelitos.... Madre mía que historia os estoy contando hoy!!! Ya os cuento la receta que para eso estáis aquí, mientras tanto yo seguiré soñando.....


 
 
 
INGREDIENTES PARA UN MOLDE DE UNOS 25 CM, CON FONDO DESMONTABLE:


PARA LA MASA BASE:

2 manzanas Reineta
2 huevos enteros + 2 claras
200 ml de leche
200 gr de azúcar
200 gr de harina

PARA LA CREMA PASTELERA:

Las dos yemas de los dos huevos anteriores
500 ml de leche
125 gr de azúcar
3 cucharadas soperas de Maizena
Extracto de vainilla o esencia o las semillas de una vaina de vainilla (lo que tengáis y unos 5 ml)

PARA DECORAR:

3 manzanas Reineta
3 cucharadas soperas de mermelada de melocotón o albaricoque
1 cucharadita de agua


PREPARACIÓN DE LA CREMA PASTELERA:

En primer lugar prepararemos la crema pastelera. En esta ocasión la hice en el micro y la verdad quedó perfecta y en un momento estuvo lista. En un bol puse las dos yemas, las batí y las mezclé con 100 ml de la leche. A continuación puse el azúcar, removí, añadí la Maizena y mezclé hasta que se integró todo. Después puse el resto de la leche y mezclé bien. Seguidamente la puse en el micro a máxima temperatura, estará lista entre 4 o 5 minutos, cada vez que pase un minuto deberéis sacarla y removerla y así veréis si ya ha espesado. En mi caso tardó 5 minutos. Reservarla para que se vaya entibiando mientras que preparamos la base principal. Removerla de vez en cuando. También podéis sustituir esta crema con un preparado de natillas o flan de esos que se compran, pero vamos que ya puestos a ellos os dará casi lo mismo.
Precalentaremos el horno a 200 grados, en este momento, arriba y abajo.

 
PREPARACIÓN DE LA MASA BASE:

 
En otro bol pondremos los dos huevos enteros y las dos claras, las batiremos ligeramente. Seguidamente la leche y el azúcar. Ahora tamizaremos la harina. Una vez homogénea, verteremos lentamente esta mezcla sobre la crema pastelera. Una vez ya estén unidas, pelaremos y cortaremos en trozos pequeños dos manzanas, las echaremos a la masa y trituraremos con la ayuda de una batidora. Una vez que ya no queden trozos de manzana podremos depositar la mezcla en el molde. En esta ocasión no unté el molde con ninguna grasa, no hizo falta, con pasar un cuchillo por los bordes salió perfecta. A continuación lavaremos, pelaremos y cortaremos las otras 3 manzanas en forma de medias lunas finitas. Las colocaremos formando círculos por toda la tarta desde el exterior hasta el centro de la tarta. Al horno unos 50 minutos. Para saber si está lista tendremos que ver la manzana doradita y al mover el molde veremos que la masa no se bambolea o lo hará muy ligeramente, entonces estará lista. En este punto pondremos unos 5 segundos en el micro la mermelada con el agua para que se quede un poquito más líquida. Con la ayuda de una cuchara repartiremos la mermelada por toda la tarta. Deberemos dejarla reposar en el molde hasta que se enfríe del todo, para después meterla en la nevera. Una vez fría pasaremos un cuchillo por los bordes y la colocaremos en un plato bonito. Si queréis un brillo extra en la tarta deberéis repetir el paso de la mermelada, pero en esta ocasión con una cucharada de mermelada y una pizca de agua será suficiente, yo lo hice.


 



Si queréis ver mi versión rápida de esta tarta sólo tenéis que pinchar aquí.


Espero que os guste, besitosssssssssssss




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario