Google+ Followers

sábado, 1 de noviembre de 2014

TARTA "COPO DE OTOÑO"

Como estamos en época de calabazas y mi padre me trajo una calabaza de las que siembra él y recogió un montón de nueces, pues aproveché e hice esta tarta. Un bizcocho de los más jugosos que he comido y sin necesidad de almíbar y con un sabor delicioso. Para los que os guste mucho la nata esta tarta es para vosotros y además el toque del toffe es una maravilla, calabaza, nueces, miel de caña, es una mezcla especial. Vamos que os lo cuento...............





 INGREDIENTES:

300 gr de puré de calabaza
200 gr de harina
10 gr de levadura
5 gr de bicarbonato
2 huevos
130 gr de azúcar blanco
100 gr de azúcar moreno
100 gr de mantequilla sin sal
2 cucharadas soperas de miel de caña
20 ml de esencia de vainilla
100 gr de nueces
300 ml de nata vegetal azucarada o nata para montar

 PARA EL TOFFE NECESITAREMOS:

200 gr de azúcar blanca
100 ml de nata para montar
10 gr de mantequilla sin sal (opcional)


 PREPARACIÓN:

El puré de calabaza lo podemos hacer el día anterior. Ponemos en un cazo la calabaza troceada y la cubrimos con agua, la dejamos hervir hasta que esté blanda. Después lo trituramos con un poco de agua de la cocción, porque para este bizcocho el puré debe ser líquido.

Para comenzar con el bizcocho derretimos la mantequilla , le añadimos el azúcar moreno y removemos hasta que se disuelva. Reservamos para que se vaya entibiando.  Después batimos los huevos con el azúcar blanco y añadimos el puré, mezclamos. Una vez tibio ya podemos poner la mantequilla con el azúcar moreno derretida. Seguidamente ponemos la esencia de vainilla y la  miel de caña, mezclamos de nuevo.  A continuación tamizamos sobre la mezcla la harina, la levadura y el bicarbonato, removemos hasta que quede todo homogéneo. Por último añadimos la mitad de las nueces y removemos suavemente. También podemos poner un puñado por encima, para que todas no se queden en el fondo. Ahora ponemos la masa en una ensaladera, (previamente untada con mantequilla) y al horno a 180 grados 55 minutos. Antes de sacarlo lo pincharemos con un palo de brocheta, si sale limpio ya está listo, como siempre, je je je.








Mientras que el bizcocho se hornea prepararemos el toffe. En un cazo ponemos el azúcar y hacemos un caramelo tostadito. Después añadimos la nata, que deberá estar calentita, y poco a poco la añadimos sobre el caramelo, removiendo sin parar hasta que todo quede unido. Tened mucho cuidado porque las quemaduras pueden ser muy peligrosas. Cuando lo apaguemos podemos poner la mantequilla para que brille más, pero no es imprescindible. Lo dejamos enfriar antes de ponerlo sobre la tarta.

Para montar la nata deberá estar muy fría y la batiremos 5 minutos. Si utilizamos la nata vegetal azucarada y la queremos más dulce añadiremos más azúcar. Si utilizamos la normal, (yo os recomiendo La Asturiana) deberéis poner azúcar, unos 130 gr o a vuestro gusto.

Para montar la tarta pondremos sobre el bizcocho la nata haciendo una especie de "volcán", después ponemos el toffe por encima y el resto de las nueces, repartiéndolas por toda la nata.





 
 

 


 

2 comentarios:

  1. ¡Me encanta esta tarta! La quiero aquí y ahora. Bueno me la llevo!!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Lola, por todos tus comentarios, eres un encanto. A mi familia le encantó esta tarta, sobre todo el bizcocho, es muy suave y delicado, pruébalo. Un besote, guapa!!!

      Eliminar