Google+ Followers

martes, 14 de octubre de 2014

TARTA "MANIQUÍ DE LA DAMA MISTERIOSA"

Como ya va quedando menos para Halloween os propongo esta divertida y curiosa tarta. Poniendo un poco de imaginación podéis utilizar esta idea y personalizarla, a vuestro gusto o conveniencia.  La podéis convertir en una bruja malvada, una vampiresa, o lo que se os ocurra , eso sí con un poquito de paciencia y cariño. Seguro que con una tarta de este tipo sorprenderéis a vuestros invitados. Pero vamos que no hace falta que sea para Halloween, simplemente os vale como un maravilloso regalo a un familiar, amigo, y siempre la podréis cambiar, siguiendo estos pasos y con vuestras ideas......
 
 
 


 

 
 
 
 
 
 INGREDIENTES:

3 huevos
125 ml de leche
200 gr de harina
125 gr de mantequilla sin sal
200 gr de azúcar
1 sobre de levadura (tipo Royal)
30 ml de extracto de vainilla
400 ml de nata vegetal azucarada o en su lugar nata para montar
250 gr de fondant blanco
50 gr de fondant morado
Colorante en gel morado
Pintura dorada comestible
Azúcar glas (la necesaria para estirar el fondant)
1 pluma
1 portarrollos de papel de cocina
1 molde rectangular


 PREPARACIÓN DEL BIZCOCHO:

En un bol ponemos la mantequilla a temperatura ambiente y cortada en trocitos y la mezclamos con el azúcar hasta conseguir una masa blanca y suave. Después añadimos los huevos de uno en uno. Seguidamente tamizamos sobre las mezcla la harina con levadura. Por último añadimos la leche y la vainilla. Horneamos a 180 grados unos 35 o 40 minutos, en un molde rectangular. Antes de sacarlo del horno lo pincharemos con un palo de brocheta, si sale limpio estará listo y sale mojado lo dejaremos unos minutos más, en intervalos cortos de tiempo. Dejaremos enfriar totalmente.


 

Una vez frío el bizcocho y con la ayuda de un descorazonador de manzanas, haremos un agujero en el centro, sacando el relleno. Después con mucho cuidado, meteremos el bizcocho en el portarrollos de papel de cocina. Seguidamente, con un cuchillo de sierra, tallaremos el bizcocho dándole forma de silueta femenina.






 
 


Ahora cogeremos el fondant blanco y haremos la forma de un torso, con cuello, para después poner el sombrero, sobre él. Ahora despacito clavaremos el torso al portarrollos y lo ajustaremos al bizcocho. Lo retocaremos hasta que quede lo mejor posible, con la ayuda de los dedos.



 


Cuando pongamos el torso podemos retocar el bizcocho para darle más forma a la cintura y caderas.




El siguiente paso es formar dos bolitas de fondant morado para hacer los senos de la "Dama". Aplanaremos un poco las bolitas y en el centro los pellizcaremos un poquito para unirlos. Después se pegan con un pincel fino y una pizca de agua, al torso. Seguidamente estiramos un trozo de fondant morado, poniendo azúcar glas sobre una encimera. Del trozo cortaremos una línea fina para hacerle una especie de "bufanda", que se unirá por los dos extremos y que llegará hasta el centro de los senos. Para hacer el resto del vestido cortaremos un triángulo de fondant y lo pegaremos con un poquito de agua, justo la punta más larga en el centro de los senos, las otras dos puntas llegarán a la cintura.


 
 

 
 
Para formar el sombrero estiraremos fondant morado finito, poniendo azúcar glas en la encimera. Con un cortador redondo cortaremos un círculo. Después haremos una bola para pegar en el centro del sombrero. Con los dedos pulgar y anular aplanaremos y daremos vueltas a la bola hasta dejarla lo más parecida a la parte superior de un sombrero. Los uniremos con una pizca de agua y lo dejaremos secar un poco antes de ponerlo sobre el cuello. Clavaremos la pluma en el centro. Cuando esté un poco seco lo coloraremos y ajustaremos al cuello. Para terminar el torso, y ya estando sequito, pintaremos con un pincel fino las líneas doradas del vestido en los laterales y el círculo central del sombrero.
 


 





 
 
 
Por último montaremos la nata vegetal (que deberá estar muy fría) hasta que tenga bastante consistencia, o la nata para montar, pero os recomiendo la vegetal porque durará más y quedará mejor, o también puede ser una crema de mantequilla. Le añadiremos el colorante morado, eso al gusto. Después con un cuchillo de paleta le pondremos a todo el bizcocho una capa muy finita de nata. Con la nata restante rellenaremos una manga pastelera con una boquilla de estrella pequeña abierta y haremos la falda. Empezaremos desde abajo a arriba, haciendo círculos con la manga en línea recta, una al lado de otra, así hasta rellenar toda la falda. Por último espolvorearemos con purpurina dorada comestible toda la tarta. Espero que os guste y seguro que sorprenderéis a vuestras familias....               
 
Todos los ingredientes como los colorantes, purpurina... los podéis encontrar en internet o tiendas de repostería.
 
 
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario