Google+ Followers

sábado, 13 de septiembre de 2014

PAN DE AJO ASADO CON MIEL Y PIMIENTA

No lo puedo remediar, me encantan las masas, hacerlas, ver su proceso de fermentación, su desarrollo en el horno.... y claro degustarlas. La verdad es que el pan me llama mucho la atención, será su olor, su sabor, y su preparación... todos los pasos me gustan. En este caso tuve esta idea para dar un nuevo giro y un toque especial a este pan clásico. Espero que sea de vuestro agrado y os adentréis en el mundo del pan. Una vez que probéis os atrapará y veréis como podéis preparar unos panes deliciosos y de muchos sabores. Adelante, no es tan difícil, hay muchas clases de panes y seguro que alguno os gustaría tomarlo en casa, recién hecho. Lo único que necesitáis es ponerle muchas ganas, un poquito de tiempo y sobre todo mucho amorrrr!!! Te produce una gran satisfacción ver todo el proceso y luego el resultado final es maravilloso, realmente es un alimento reconfortante y que te produce una sensación de felicidad, por lo menos a mí sí, ja ja ja.




 


 INGREDIENTES:  (pan mediano)

1 cabeza de ajos pequeña
275 gr de harina de fuerza + un poco para amasar el pan
180 ml de agua tibia
1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra para la masa + 1 de postre para rociar sobre el pan
Medio sobre de levadura seca de panadero (unos 3 gramos)
Media cucharada de postre de sal
1 cucharada sopera de miel
Una pizca de pimienta negra
Una pizca de sal gorda para espolvorear el pan
Sésamo negro o normal para decorar





                                                  Una sugerencia de presentación



 PREPARACION:

En primer lugar precalentamos el horno a 180 grados. Cuando esté caliente hornearemos la cabeza de ajos entera, sin pelar, unos 45 minutos o hasta que la pinchéis con un tenedor y esté blandita. Cuando esté hecha empezaremos con la preparación de la masa.
En un bol ponemos la harina y le espolvoreamos por encima la levadura, la sal , y la pimienta, removemos con una cuchara de madera. Después en el centro haremos un agujero e introduciremos en él el agua tibia, la miel, la cucharada sopera de aceite y los ajos asados. Para sacarlos sólo necesitaremos apretar un poquito los ajos de uno en uno sobre la masa. Si fuera necesario podéis cortar una punta en un extremo de cada ajo y apretar y saldrá una deliciosa crema. Mezclaremos todo con la cuchara hasta que veáis que ya no podéis, entonces espolvoreáis la encimera con harina y la amasáis 10 minutos a mano o cinco a máquina.  Mientras hacéis este paso tendréis el horno precalentado a 200 grados. Cuando ya esté amasado lo dejaréis reposar sobre un papel vegetal en la bandeja del horno hasta que doble su volumen. Cuando esté sobre la bandeja deberéis rociar una cucharada pequeña de aceite de oliva o lo podéis pintar con leche para que se pegue el sésamo y la sal gorda, que los pondréis por encima para decorar y dar un toque extra de sabor. Después lo cubrís con un trozo de film untado en aceite y lo cubriréis sin apretarlo demasiado, para que pueda crecer. Dejarlo reposar en un lugar cálido, ahora mismo eso muy fácil, ja ja ja. Cuando haya reposado lo horneáis 25 minutos a 200 grados. Para conseguir una miga más esponjosa y una corteza crujiente os recomiendo espolvorear el horno con agua o poner unos cuantos hielos en la parte baja del horno, para crear humedad. Y cuando se enfríe ya podréis saborearlo. Espero que os guste!!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario