Google+ Followers

domingo, 31 de agosto de 2014

PATO CON SALSA DE CIRUELAS

La verdad es que con los niños uno no sabe como acertar, que si un día esto no me gusta, que si otro día sí me gusta, que no quiero esto y no lo han probado......!!! Y a veces locos terminamos pensando que les podemos ofrecer a los más peques para hacer su alimentación sana y variada. Pues un día me sorprendí, cenando en un sitio tipo asiático, a mi hija le encantó el pato en salsa de ciruelas!! Así que me inventé mi propia salsa de ciruelas y compré pato para mi marido y mi niña... porque a mí la verdad el pato no me hace gracia. La salsa está de vicio y la podéis utilizar con cualquier carne y así le daréis un toque exótico.







 INGREDIENTES:

1 magret de pato
2 ciruelas rojas
Media cebolla
1 ajo
100 gr de azúcar
30 ml de vinagre de arroz
15 ml de salsa de soja
45 ml de jerez
1 gr de jengibre molido
1 gr de polvo 5 especias
Sal
Una cucharada de aceite de oliva
Perejil fresco



Preparación de la salsa:  En primer lugar cortamos la cebolla y el ajo. Después lavamos y pelamos las ciruelas y las cortamos en trocitos pequeños. Ahora ponemos en una cacerola el aceite, la cebolla, el ajo, las ciruelas y un poquito de sal. Los rehogamos 5 minutos. En este momento añadimos el jengibre y el polvo 5 especias y removemos. Seguidamente ponemos el agua, la soja, el vinagre, el jerez y el azúcar,lo dejamos cocer a fuego lento hasta que las ciruelas estén casi disueltas. Por último trituramos la salsa. Cuando vayamos a utilizarla la calentaremos a fuego lento. Si vemos la salsa muy espesa podemos ponerle un poquito más de agua y si nos sobra podemos congelarla.

Preparación del pato: En primer lugar cortamos la zona de grasa del pato haciéndole rombos. Lo ponemos sobre una sartén caliente por la zona de la grasa y lo dejamos unos 5 minutos hasta que la grasa se funda un poco y quede dorada y crujiente. Después le damos la vuelta y lo cocinamos en su propia grasa unos 3 minutos si lo queréis rojito por dentro, o lo podéis dejar unos minutos más si lo queréis más hecho. También lo podéis terminar al horno a baja temperatura ( unos 120 grados, unos 15  minutos). En mi caso yo lo dejé rojito y después lo puse a reposar sobre una tabla unos 5 minutos para cortarlo en lonchas. Después de cortarlo lo pasé por la sartén en su propia grasa unos segundos por cada lado, para que mi hija no lo viera rojo, y funcionó. Por último colocamos el pato en fila y ponemos la salsa por encima. Decoramos con unas hojas de perejil fresco.
Espero que tengáis suerte y guste a los más peques y a toda la familia!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario